Principales noticias

¿Quiénes estarían detrás del ataque terrorista del Andino?

Aunque las primeras hipótesis señalan al ELN como responsable, la lista de sospechosos es más amplia.

El ataque en el Centro Andino, en el norte de Bogotá, fue un golpe cuidadosamente planeado. Pero sobre todo consiguió los efectos que buscaban sus autores: generar terror y la mayor atención y despliegue posibles.

Detonar un artefacto explosivo en un centro comercial ubicado en una de las zonas más exclusivas y concurridas de la capital, justo uno de los días de más movilización -por ser sábado y víspera del Día del Padre- demuestra que los atacantes pretendían llamar la atención, pero sobre todo causar la mayor cantidad de víctimas posibles.

De allí, también, que el lugar elegido para dejar la bomba haya sido un baño y no un parqueadero o algún pasillo solitario. El que haya sido justamente el baño de mujeres, al que ingresan también niños, muchos de ellos bebés, evidencia igualmente un grado de sevicia y barbarie que no se veía en el país desde los ataques con carro bomba de Pablo Escobar y el Cartel de Medellín, cuando entre cuyas víctimas había menores de edad, mujeres y ancianos.

Es evidente que no requirió una gran cantidad de personas para perpetrarlo, pero sí un trabajo previo de inteligencia. Los terroristas sabían que el Andino contaba con protocolos estrictos de seguridad para el ingreso de vehículos a los parqueaderos por lo que la opción de entrar un carro bomba era compleja.

Aunque son menos rígidos los controles por las puertas peatonales, el día escogido hacía prever que los vigilantes no podrían controlar el inmenso flujo de gente que en efecto estaba en el centro comercial.

Fuente: Semana

Al navegar nuestro portal, consideramos que aceptas nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies