Colombia, Internacional

Las trampas de la mafia que ingresa chinos a Colombia


Los entran como abogados o ejecutivos de empresas y terminan de cocineros. Les cobran $ 10 millones.

Jinxin Zhu llegó a Colombia hace dos años por invitación de la empresa Titanic S.A.S., que en su carta de presentación lo calificó como un reputado abogado chino. Esa condición le permitió acceder casi de inmediato a una visa de negocios.

Pero Zhu terminó fritando arroz en el restaurante Nueva China, ubicado en el centro de Popayán. Y no se trata de un revés económico, sino de una táctica criminal que usa una red mafiosa para ingresar ciudadanos chinos a Colombia que terminan viviendo de manera ilegal. (Lea también: ¿En qué se raja Colombia en la lucha contra el tráfico de personas?)

Se calcula que hay al menos 7.000 ciudadanos chinos en esa misma condición. Algunos de ellos ingresaron al país en el 2013, cuando Colombia levantó el requisito del visado. En esa ocasión, la estampida fue tal que se tuvo que volver a implementar unos meses después, pero muchos de los que llegaron nunca regresaron a su país.

Fuente: El Tiempo

Al navegar nuestro portal, consideramos que aceptas nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies